Bucador Google

Búsqueda personalizada

Buscar en este blog

lunes, 31 de marzo de 2014

La belleza que mata





En la búsqueda de la belleza a toda costa: "Las mujeres en los Estados Unidos están arriesgando sus vidas en procedimientos del mercado negro para agrandarse los glúteos, a menudo utilizando materiales para las mejoras en el hogar, tales como la silicona inyectada por personas sin ninguna capacitación médica…

Sea cual sea la razón, están buscando alternativas más baratas a la cirugía plástica, a veces con resultados mortales o de desfiguración" (The Huffington Post, 5 de agosto del 2013). Muchas mujeres "dejan de lado la precaución cuando los procedimientos del mercado negro son los únicos que pueden pagar" (ibídem). El tratamiento de belleza con Botox se utiliza para combatir las arrugas, pero el Botox es un medicamento hecho de la misma bacteria mortal que causa una intoxicación conocida como botulismo (Biblioteca Nacional de Medicina de los EUA). La sociedad engañada  presiona a las mujeres a buscar el "cuerpo perfecto" en lugar del que Dios les dio (Apocalipsis 12:9). Desde el principio, Satanás engañó a la humanidad a creer que podía vivir para siempre (Génesis 3:4), pero cuando la ley de Dios fue quebrantada, la humanidad fue condenada a muerte (Romanos 6:23). La Biblia revela que esta vida física es temporal (Isaías 51: 6; Salmos 102:25-26), pero la verdadera vida viene de Dios a través de Cristo (Juan 6:63). El rey Salomón y el apóstol Pedro describen la verdadera belleza como el carácter interno y la obediencia a Dios, pero la belleza exterior es pasajera (Proverbios 31-31, 1 Pedro 3:4). Cuando Cristo regrese Él enseñará a todas las naciones la verdadera belleza de la mujer cristiana. —Scott Winnail y Justin Ridgeway

No hay comentarios:

Publicar un comentario