Bucador Google

Búsqueda personalizada

Buscar en este blog

lunes, 12 de agosto de 2013

Palabras de Animo-Para aquellos que pasan por una enfermedad cronica.







Alrededor de nosotros , existe siempre una carga enorme de ilusiones y esperanzas para que pronto pase este momento de malestar. El circulo donde nos encontramos esta plagado de oscuros y grises y pareciera que nunca se vislumbrara el arcoiris de la salud. Tanto para el paciente como para el acompañante, seres queridos, familia, amigos y en muchos casos de la simple presencia de los medicos, enfermeras y porque no de los asistentes de limpieza, se espera que la salud llegue pues el aguijon de los malestares propios de la enfermedad, mas los tratamientos y las largas esperas nos abaten y nos cansan a todos.

Pero la gran diferencia sera que te aferres a vivir, si a vivir porque solo asi podras tener las fuerzas suficientes para ir progresando en tu restablecimiento, no basta con decirlo se requiere que te veas sano, disfrutando de lo que se tenia o se quiere tener. Al final se vale desearlo pues de lo contrario nuestra mente viajara a los negros y grises que pueden opacar nuestras vidas. 

Enojarse, claro se vale, pero no como forma de vida sino como desahogo para soltar las energias negativas que solo producen mas enfermedad que salud. No es teoria, pero si haces la prueba en estos momentos sabras que el enojo si lo clavas en tu alma no te dejara avanzar. Sin embargo tus energias que gastas en este desahogo sea solo por unos instantes y vuelve a tu lucha diaria. NO lo canalices en tus acompañantes pues ellos no tienen culpa de tu proceso, pues es tu proceso y no el de ellos. Ya con su presencia y apoyo ellos cumplen con el suyo.

No te desesperes, bueno , solo por unos instantes y suelta tu desesperación para que como los rios fluya y no regrese mas, sino que desemboque para no volver. Si regresa volveras a empezar.

La paciencia en estos momentos es una burla para nosotros que pasamos por estos momentos, pero solo es un mecanimo de defensa el no tenerla pues en el fondo lo que nos hacer tener fuerzas es la paciencia que dia a dia estamos fortaleciendo por cada momento dificil que estamos pasando. 

Adelante amigos, no desfallezcas en tu estado, pues la aurora de la salud esta por llegar.

Recuerda las promesas divinas...

...invócame en el día de la angustia; te libraré, y tú me honrarás.
Salmos 50:15

Porque él me ha librado de toda angustia, 
y mis ojos han visto la ruina de mis enemigos.
Salmos 54:7

Me invocará, y yo le responderé; 
con él estaré yo en la angustia; 
lo libraré y le glorificaré. 
Lo saciaré de larga vida, y le mostraré mi salvación.
Salmos 91:15-16

Desde la angustia invoqué a Jehová, 
y me respondió Jehová, poniéndome en lugar espacioso.
Jehová está conmigo; 
no temeré lo que me pueda hacer el hombre.
Salmos 118:5-6

Si anduviere yo en medio de la angustia, tú me vivificarás; 
contra la ira de mis enemigos extenderás tu mano, 
y me salvará tu diestra. 
Jehová cumplirá su propósito en mí; 
tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; 
no desampares la obra de tus manos.
Salmos 138:7-8

sábado, 10 de agosto de 2013

Que Hacer Cuando El Corazon Se Quebranta







“A Dios clamé estando en angustia, y Él me respondió”.  Salmo 120:1

Esta es la expresión de un hombre de Dios cuyo corazón estaba quebrantado.  Puede ser también la tuya atravesando momentos de sufrimiento o quebranto.

El sufrimiento es parte de la vida.  Creo que todos los seres humanos lo necesitamos e indudablemente lo experimentamos en algún momento de nuestro transitar por este mundo.   Es a través de él que entendemos que hay un ser Soberano, que entiende lo más profundo del corazón del hombre y de la mujer, Dios, y a quien podemos acudir en busca de auxilio.

Es a través del sufrimiento que afloran nuestras asperezas, nuestras actitudes, nuestras motivaciones, nuestro egocentrismo.

En el sufrimiento las lágrimas brotan de nuestros ojos, y son una expresión del alma por el  dolor que sentimos.  El sufrimiento puede arroparnos por varias causas: enfermedades terminales, discapacidades, muerte, abusos, rechazos, malas noticias, separación, desobediencia a la ley divina.  Ante el sufrimiento, necesitamos tomar decisiones, y dependiendo de ellas, al final veremos los frutos.

Jesús dijo: “En el mundo tendréis aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo”. Juan 16: 33.

Tenemos que enfrentar el sufrimiento.

Bárbara Johnson, autora de best-séller, humorista y oradora de conferencias muy solicitada, es una mujer que ha experimentado mucho dolor por el accidente devastador que casi dejó a su esposo ciego y comatoso, como un vegetal; las muertes violentas de dos de sus cuatro hijos, y finalmente, el descubrimiento de la homosexualidad de otro hijo. 

Tengo unos amigos, quienes enfrentan el dolor de ver a su pequeñita hija de 4 años, postrada en una cama como un vegetal.  Después de verla sana, alegre correteando en su casa, de pronto una alta fiebre atacó su cerebro, dejándola en tal estado de gravedad.

Ante todas estas situaciones, nos preguntamos:   ¿Por qué?

Unos expresan dolor, otros, ira, enojo, otros culpan a Dios, a la gente o a las circunstancias, o a sí  mismos, otros caen en depresiones, otros deciden terminar con su vida y se suicidan.

Pero, nos preguntamos, ¿son normales tales reacciones?  Doy gracias a Dios que nos ha hecho con emociones y podemos llorar, reír, gritar, etc.  La cuestión aquí es que además de que Dios nos ha dado emociones, también nos ha dado dominio propio y es allí donde tenemos que hacer un alto y reflexionar acerca de nuestras reacciones frente al sufrimiento. 

El experimentar sufrimiento en algún momento de nuestra vida, debe llevarnos a hacer algunas preguntas: ¿Es mi culpa?  ¿He desobedecido leyes humanas o divinas?  ¿He descuidado lo que Dios me ha dado?  ¿Es por culpa de otros cuyas palabras y acciones han hecho pedazos mi vida?  ¿Es por el rechazo que viene de un ser querido en la familia?  ¿Es porque somos perseguidos y porque nos difaman?  ¿Es porque otros se aprovechan de nosotros, nos usan, o porque es difícil llevarse bien?  ¿Es porque las circunstancias adversas de la vida me han tocado?

Cualquiera que sea la respuesta, y dependiendo de nuestra actitud, el final será provechoso si sabemos que nuestra vida esta en manos de aquel quien nos trajo a este mundo con un propósito específico: “Dar gloria a El”

Veamos algunos ejemplos de personajes bíblicos que experimentaron sufrimiento y cómo reaccionaron.

Ana es una mujer que experimentó  el sufrimiento a través de su esterilidad, y a través de la humillación de su sierva.  Su reacción fue de llanto,  tristeza y dolor, pero también de tomar una decisión firme al ir en busca de ayuda de aquel quien es un Dios Todopoderoso, Omnisciente, Omnipresente, a pesar de la mala interpretación del siervo de Dios quien la observaba en su momento de dolor y angustia.  1 Samuel  1:6-10

El sufrimiento de Abigail radicó en el marido que tenía.  Un hombre duro y de malas obras, en contraste con ella quien era una mujer de entendimiento.  Esta mujer ante su sufrimiento, supo callar y actuar sabiamente en un momento crucial de su vida y de su familia. 1 Samuel. 25:3.

No hay nadie que haya experimentado más sufrimiento en su vida como lo experimentó Jesús.  Fue traicionado, perseguido, criticado,  angustiado, y el momento más difícil de su vida fue antes de dar su vida por la humanidad, cuando estando en Getsemaní oro: “Padre, si quieres, pasa de mi esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.  Y  estando en agonía, oraba más intensamente, y era su sudor  como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra”. Vemos su reacción ante el sufrimiento: dispuesto a hacer siempre la voluntad de su Padre y  cumplir su meta en esta tierra. Isaías 53: 3-10.                                                                    

El sufrimiento es parte de la vida. Dependiendo de la actitud que tomemos frente a él, la vida se hará más llevadera, o se tornará en una carga muy difícil de soportar.
Podremos utilizarlo como un ministerio de consolación, así como lo hizo Jesús: “Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados”  (Hebreos 2:8).

 “CUANDO EL CORAZÓN SE QUEBRANTA, LA ACTITUD ES LO QUE CUENTA”

Si tu corazón está quebrantado, te animo a que descanses plenamente en Dios, él,  mejor que cualquier persona en este mundo, te entiende y sabe cómo consolarte.

viernes, 2 de agosto de 2013

Cinco Principios Para Tener Un Matrimonio Exitoso-Bernardo Stamateas-






Marcos 8:22-26 “Cuando llegaron a Betsaida, algunas personas le llevaron un ciego a Jesús y le rogaron que lo tocara. Él tomó de la mano al ciego y lo sacó fuera del pueblo. Después de escupirle en los ojos y de poner las manos sobre él, le preguntó: ¿Puedes ver ahora? El hombre alzó los ojos y dijo: Veo gente; parecen árboles que caminan. Entonces le puso las manos otra vez sobre los ojos y el ciego fue curado: recobró la vista y comenzó a ver todo con claridad. Jesús lo mandó a su casa con esta advertencia: no vayas a entrar en el pueblo”.

¿Quienes están separados, solteros o viudos? Hoy vamos a orar por las familias, es el último día de este mes y vamos a orar especialmente, por todas las familias, pero en particular por los matrimonios.

Voy a soltar cinco principios para tener parejas exitosas.




El setenta por ciento de los matrimonios se divorcia, siete de cada diez se divorcia. Se ha investigado que las parejas con conflictos tienen treinta y cinco por ciento más de posibilidades de enfermarse por stress que las que no; y una pareja feliz, se investigó en los Estados Unidos, vive cuatro años más que los solteros o los viudos. Las parejas exitosas se mueven por hábitos exitosos. Las parejas inteligentes se mueven no por sentimientos sino por hábitos. El enamoramiento es una emoción, surge: “el otro es perfecto”, “maravilloso”, “es lindo”, “sin tu amor no viviré”; pero el amor ve; el enamoramiento es ciego y el amor ve, y se fundamenta no en lo que sentimos, sino en los hábitos inteligentes que construyen a la pareja. Se investigaron, hay muchos estudios, compilé cinco principios que hacen las parejas exitosas.

Primer principio:

Las parejas exitosas tienen intimidad. Es decir se dedican a conocer el mundo interno del otro y a darse a conocer, no es un conocimiento superficial, sino es un conocimiento profundo. Es interesante que la palabra sexo no aparece en la Biblia en ningún momento, en vez de sexo se usa la palabra “conocer”. Cuando dice: Adán conoció a Eva se está hablando de intimidad, entonces conocer el mundo interno, es la necesidad más poderosa que tenemos los seres humanos. Todos los que estamos acá necesitamos que alguien nos conozca. Cuando nos sentimos comprendidos, conocidos en lo profundo, nos sentimos bien.  Todos tenemos una gran necesidad que los demás, o ciertas personas conozcan nuestra historia, conozcan nuestro mundo íntimo, porque se ha descubierto que la intimidad en una pareja, donde uno conoce íntimamente al otro y se deja conocer por el otro, esas parejas trazan un lazo de fortaleza y amistad, que los va a mantener en momentos de crisis. Cuando vienen las crisis, esa pareja sobrevive, porque hay un nivel de intimidad profundo con el otro, y la intimidad se construye cuando uno se muestra se da a conocer. Cuando se sacan las máscaras, cuando abre su corazón con su compañero.  Hay parejas donde él gana dinero que ella no sabe, o ella gana dinero que él no sabe.

 Hay parejas guiadas por secretos, por mentiras, por ocultamientos, y esas parejas no van a sobrevivir a las crisis; porque justamente lo que sostiene la confianza en la pareja es darse a conocer y ser conocido. Intimidad. Una pareja que tiene intimidad es una pareja que se preguntan mucho, porque hay un interés de conocer al otro. ¿Qué es lo que nos pasa con los años? yo ya conozco todo del otro ¿qué le voy a preguntar? Sin embargo cuando pasan los años vamos cambiando, vamos pensando las cosas de otras manera, pero como nosotros no preguntamos ¿Qué te parece? ¿Cómo lo ves? ¿Qué pensás de tal tema? ¿Cómo harías esto?, ya no preguntamos, cerramos la posibilidad de conocer intimidad del otro. Entonces las parejas exitosas siempre buscan intimidad, de conocer el mundo interno a través de las preguntas y de darse a conocer.

Segundo principio:


El sesenta y cinco por ciento de los matrimonios, se investigó en los Estados Unidos, tiene una caída de romanticismo cuando nace el primer hijo; o sea sesenta y cinco por ciento de las parejas se les vuelve negativo tener el primer hijo, pero el treinta y cinco por ciento restante se les vuelve positivo. Se pusieron a investigar por qué, a la llegada del primer hijo, sesenta y cinco por ciento se hunden, treinta y cinco por ciento se levanta. Se descubrió que el sesenta y cinco por ciento que se hunde, es porque perdieron la capacidad de intimidad, y el otro treinta y cinco que funciona bien es porque aumentaron la capacidad de intimidad, de preguntarse, de conocerse, de saber que nunca terminaremos de conocer al otro en profundidad y eso nos lleva a saber de que el otro es un misterio, que le puedo preguntar, que no conozco todo del otro, que hay cosas en lo profundo de su ser que necesito descubrir. Intimidad.

El segundo principio se potencia al soñar ambos.

 Las parejas exitosas tienen sueños personales y se potencian buscando alcanzarlos. Cuando una persona tiene sueños personales dejó de ser satélite del otro; dejó de ser apéndice del otro. Cuando Dios creó a Adán y a Eva, creó a Adán y dijo: “no es bueno que el hombre esté solo”, no dijo soltero, porque no era un tema de estado civil, era un tema de gobierno, no es bueno que el hombre esté sólo, sólo para gobernar la tierra, le voy a hacer una compañera para que gobiernen la tierra, para que cada uno alcance su sueño. Los matrimonios que sobreviven a las crisis y las tormentas, son matrimonios en que no se comparan y no compiten el uno con el otro, porque cada uno tiene sus sueños personales. Por eso cuando ves a un matrimonio que hacen todo juntos, siempre van juntos a todos lados, hacen lo mismo los dos, ese matrimonio va a tener crisis porque uno de los dos está mintiendo.

Hay cosas que en el matrimonio tenemos que hacer juntos, pero hay sueños privados que nos tienen que distinguir.

Sueños personales. Porque, fíjense el modelo que nosotros heredamos de nuestros padres, abuelos y tatara-abuelos, nos enseñaron, a la mujer, que un matrimonio feliz sería una mujer que ama totalmente a su hombre y se desintegra en amor por él, porque a la mujer le enseñaron que para ser feliz, ella tenia el poder del amor y al varón, le enseñaron que lo que lo iba a hacer feliz era el amor al poder, entonces el hombre tenia que luchar, y la mujer amarlo, y amarlo, y amarlo, hasta ser un felpudo divino, acompañarlo en su sueño, apoyarlo, hasta que el hombre se iba con una de veinte.

Porque no hay nada más aburrido que un matrimonio que no tiene sueños; porque se encuentran y dicen: ¿cómo estás mi amor?, bien querido, no sabes, los nenes uno se hizo pis, y el otro hizo lío y me duele la cabeza y el piso no lo pude limpiar y siempre la misma sonsera; pero cuando una pareja tiene sueños y se mete cada uno en su sueño, cuando se encuentran, cada uno tiene sus proyectos para compartir y él viaja para un lado y ella viaja para el otro y luego se encuentran a soñar. Porque las mujeres y hombres de antes, nos dijeron que el varón, era en lo público luchador para traer el dinero, y la mujer tenia que ser la ama de casa, ella era la reina de lo privado y el varón era el rey de lo público, pero el rey de lo público no intervenía en lo privado y la reina de lo privado de la casa, no intervenía en lo público, o sea la mujer nunca tenia plata y el varón nunca expresaba afecto en su casa, y eran dos mundos y si cada uno desarrollaba su mundo, y no molestaba al mundo del otro, entonces serían un matrimonio feliz, por eso tenemos tantas familias destruidas.

Porque Dios no hizo a la mujer para ser la reina del hogar, ni al varón para ser el rey de lo exterior. Dios nos hizo con sueños en el corazón para que gobernemos la tierra y cuando dos naranjas completas se encuentran y dicen: yo estoy detrás de esto y estoy peleando por esto y ella dice: yo estoy peleando por esto, esa pareja tiene riqueza y fortaleza. Soñar nos hace felices, en el hotel donde me alojaba un muchacho me dice: Bernardo, ¿Cómo yo descubro el propósito de mi vida?, le digo: el propósito está en tu pasión, hace tu pasión y estarás en la voluntad de Dios. ¡Ah! me dice, déjeme que le cuente mi historia, yo soy ingeniero, trabajé en el hotel toda mi vida, mi padre quería que fuera ingeniero; me recibí de ingeniero, le dije: papá te cumplí el sueño, ahora, chau, me voy, quiero ser bailarín, y estaba en el hotel enseñando salsa; el muchacho le cumplió el sueño al padre, ya está contento, ahora me voy a hacer lo que me gusta a mí.

Porque no hay nada más lindo que una persona que está detrás de su sueño. Tal vez hoy tenemos acá gente que ha sido satélite del otro, y de los sueños del otro, dejá de tonterías ponéte en el camino de tus sueños, libera el potencial: ¡ay! pero eso me va a alejar de mi marido, no, todo lo contrario porque la gente inteligente se junta con gente inteligente y la gente luchadora con gente luchadora y a la gente soñadora le gusta la gente soñadora. Tengo sueños grandes, nuestros sueños tienen que ser más grandes que nuestro trabajo, más grandes. Nehemías era mozo, pero él construyó una ciudad. Pedro, pescador, pero trajo un avivamiento. Moisés pastor de ovejas, pero fue el libertador. Pablo hacía tiendas, pero escribió casi todo el Nuevo Testamento.

¿Quién pudo frenar al faraón más poderoso de la tierra? un hombre llamado Moisés que tenia un sueño, un soñador puede detener a todo el infierno completo; un soñador puede liberar todas las plagas para libertar a toda su familia, sólo hace falta gente que sueñe cosas tan grandes, tan grandes, que no solamente te bendigan a vos, sino a tus hijos y a los hijos de tus hijos por mil generaciones.Para vivir mucho tengo que tener sueños grandes. ¿Por qué antes la gente vivía novecientos años?, mil años, porque tenían sueños grandes y a medida que la maldad aumentó, la edad fue bajando, porque después del diluvio la gente empezó a vivir menos de cien años, porque cuando vos perdés el sentido de los sueños entonces te enfocás en otra cosa y para soñar no hay edad, no puede ser que haya gente que diga: no ya me jubilé, yo ya me quedo en mi casa, no , no, tenés que soñar cosas grandes porque eso es la riqueza de la pareja: es que yo no tengo oportunidad, me faltan posibilidades, la Biblia dice que para el que cree todo es posible; vos no necesitás oportunidades ni posibilidades, vos lo que necesitás es fe, porque si vos tenés fe vas a tener oportunidades, porque Jesús dijo: para el que cree todo es posible.

¿Cuántos de nosotros tratamos de convencer a alguien que tenía grandes posibilidades y no nos creyó? y vos le dijiste mira tenés esta oportunidad, tenés esta otra y te dicen: no sé, porque la gente no necesita oportunidades, la gente necesita fe. Vos no venís acá a buscar una moneda, un abrazo y una caricia, vos venís acá a buscar fe, por la palabra, porque la fe te levanta, y la fe te activa y te abre el mundo de posibilidades. Pastor podré tener mi casa, no es si tenés tu casa, es si tenés fe, porque si tenés fe vendrá la posibilidad de tu casa, pastor podré tener prosperidad, no es si tenés prosperidad, es si tenés fe, porque el que cree tendrá las posibilidades de tener prosperidad y si hoy nos llenamos de fe toda las oportunidades y las posibilidades, se abrirán delante de nosotros.

Tercer principio: parejas inteligentes cuidan como lo más valioso de su matrimonio el respeto.

Chou Goodman, número uno en terapia familiar de los Estados Unidos, descubrió al analizar a miles de parejas cómo pelean, y en tres minutos de pelea ellos saben si ese matrimonio se va a divorciar o no, y descubrieron que las parejas que se agraden, se atacan, vos sos una tonta, vos me arruinaste la vida; esos matrimonios no van a durar. Noventa y siete por ciento de exactitud, pero las parejas que decían a mí me dolió, a mí me molesta esto y no agredían la esencia del otro, sino que cuidaban el clima, porque lo más importante es el clima. Cuidar el clima, el respeto por el otro es más importante que el motivo por el que discutimos, porque podes resolver el tema, pero si no cuidaste el clima, el clima va a ser tu herida.

Como esa mujer que llegó de viaje y le dice: mi amor dónde está mi gatito, tu gatito se murió; cómo me decís eso, vos no me podes decir así, ¿Cómo querés que te diga? cuando yo te pregunté del gato me tendrías que haber dicho: se subió al tejado y del tejado saltó y cuando saltó cayó sobre un toldo y rebotó y cayó al piso y vinieron los bomberos y llamaron al veterinario y lo llevaron al hospital y se murió, entendés mi amor, si, querida perdóname. Bueno, cómo está mi mamá, mirá se subió al tejado… Dice que había una reina que dijo: le voy a dar un premio al que me diga que soy renga, porque era renga, pero al que me lo dice mal lo voy a matar, era una reina media loca y entró a llamar a uno y le dijo: usted es renga, mátenlo, usted es renga, hasta que vino uno de Presencia de Dios, tenia dos flores y le dijo: majestad en mi mano izquierda porto una rosa blanca y en mi derecha una roja, entre ellas usted escoja.

Cuarto principio: las parejas exitosas tienen humor.

 Yo ya vi algunas parejas de acá que van de fracaso en fracaso y vi muchas que van a ir con éxito, nueve de cada diez parejas felices, identificaron el humor como la fuente de su fortaleza y de su amor: reírse, humor. ¿Querés reírte fuerte?, mira al de tu derecha ahora, si querés reírte más, al de tu izquierda. Antes se decía: a llorar a la iglesia, a la iglesia no se viene a llorar, se viene a divertirse porque la Biblia dice: “deléitate en el Señor y él te concederá las peticiones de tu corazón”. A Dios le encanta la pachanga. Dice que cuando una persona conoce a Jesús él hace fiesta, le gusta, dice que Dios en los cielos se ríe por el que tenés al lado, somos el parque de diversiones del Señor, él se ríe con nuestras oraciones: Padre bendíceme, el de Boca dice dame el campeonato, y el de River igual. Humor, deléitate en el Señor, ¿sabés qué quiere decir deleitarse?, es amargarse, ríe ríe el payaso, pero va llorando por la vida. Llora el viernes que el sábado la pagarás.  Pero parece una bailanta, este lugar es mejor que una bailanta, porque un corazón agradecido abre los cielos para que Dios nos bendiga. Hay que reírse, divertirse en el Señor. Yo no tengo motivos, si estamos hoy acá tenemos motivos, porque hoy acá vamos a provocar algo en el mundo espiritual para que Dios nos de un milagro, y nos lleve a la cima, hoy estamos acá para provocar algo en el mundo espiritual a nuestro favor.

Quinto principio: parejas exitosas miran hacia adentro para crecer.


Mirar hacia adentro en vez de atacar al otro, vos me estás celando, ¿por qué soy celosa? será porque mi papá engañó a mi mamá y me quedó esa inseguridad. En vez de atacar al otro, porque me dolió que no me salude, en vez de atacar al otro que no me saludó; pienso ¿será porque me sentí invisible? porque nunca me dieron bolilla. Por qué no me puedo reír, no me puedo divertir, será que no tengo permiso interno, porque siempre me hicieron sentir culpable hasta para reírme. Mirar para adentro para crecer, la gente inteligente en vez de atacar al otro mira, ¿por qué me enganché así, por qué soy violento soy loca?, entonces la gente mira para adentro para crecer, porque tu éxito está ligado a tu crecimiento mental. Cuanto más crece nuestra mente, más crece nuestro éxito.

Crecer, ¿saben quién no creció y reventó su vida? fue Mical hoy estuve investigando la vida de Mical, David tenia quince, dieciséis años y dijo: qué me va a dar Saúl el rey si venzo a Goliat y Saúl dijo: le voy a dar eximición de impuestos, sueldo y le voy a dar mi hija, la hija de Saúl era una mujer celestial. Y David vence a Goliat, pero Saúl era loco y en vez de darle a la hija más grande, se la dio a otro hombre, entonces le dijo a David, te voy a dar mi hija más chica, se llamaba Mical, era el premio consuelo, no te di la flor, te voy a dar la maceta, la nena era adolescente estaba enamorada. David mató al gigante, era lindo, la nena se enamoró y cuando se enamoró, el padre le dijo: te la voy a dar como un premio, como un trofeo, la nena no hizo nada, sí papá estoy enamorada, le voy a pedir un desafío si vos querés a mi hija más chica me tenés que traer cien prepucios de los enemigos y David fue y le trajo doscientos, estoy hablando literalmente, entonces le trae lo que le pidió y le dice: te vas a casar con Mical, pero escuchame bien Mical, porque yo lo odio a David.

 El papá entregó la hija a un hombre al que quería matar, la iba a hacer viuda a la hija, así son los suegros como Saúl. Ella estaba enamorada, pero Mical nunca había crecido y le dijo: David, mi papá te quiere reventar, yo te amo, yo sé que fui un trofeo de guerra, no me importa, yo te quiero igual. Lo bajó por la ventana y agarró una estatua y la puso en la cama, le puso una peluca y se acostó al lado y lo abrazó. En eso viene el ejército de Saúl a buscar a David, cuando lo agarran en la cama encuentran el ídolo y le dicen ¿dónde está David? y Mical en vez de haberse escapado con quien amaba, en vez de haber huido le dijo: me amenazó que si no lo defendía me iba a matar y el odio del padre aumentó, o sea puso en su cama mentira.

 Todo lo que nace mal, termina mal, cuando una pareja nace con mentira, con engaño, cuando un negocio nace con coima, todas las maldiciones del comienzo, si no son rotas, iglesias que nacen por división, todo lo que nace mal si no es cortado a nivel espiritual, te va a acompañar toda tu vida. Puso un ídolo en la cama porque David era su ídolo, David era el centro de la vida de Mical, ella era el satélite de David, todo lo que es tu ídolo, todo lo que idolatras, el que odias es tu ídolo, el que domina tu vida es tu ídolo, el que te saca de las casillas es tu ídolo, tu ídolo es todo aquello que gobierna tu vida, tu existencia, esa persona que gobierna tu vida, el que te lastima es tu ídolo, el que define tu ánimo es tu ídolo, todo lo que no podes dar es tu ídolo, y entonces David se escapó y Saúl agarró a la hija y se la dio a otro hombre, pasaron los años y Mical estaría esperando: yo salvé a David, él va a venir por mi a rescatarme, pero David se olvidó, se metió con otras mujeres y ella siempre estuvo esperando, David va a venir, va a venir decía, y pasaron diez años, ella ya estaba casada, ya estaba asentada, pero David fue hecho rey y dijo: tráiganme a Mical, y cuando la mandan a buscar, en vez de Mical resistirse, de decir ¡no! ¡ahora no! venís después de diez años y encima, porque él no la amaba, la quería porque como era la hija de Saúl gobernaba sobre diez provincias, que todavía David necesitaba políticamente un convenio político y la mandó a llamar y Mical cuando la llevaban para ir a la casa de David, el marido de la mujer llorando detrás no me dejes, y la agarró David después de diez años, esa pareja no se amaba nada, otra vez había sido el satélite de David por conveniencia política, David le dijo: Mical quedate en casa porque voy a buscar el arca de la presencia de Dios.

Se llevó mil soldados y recuperó el arca donde Dios vivía, era un arca de oro y lo trajo de vuelta a la ciudad, Mical por la ventana que había bajado a David, por la misma ventana, dice: qué estás haciendo bailando como un loco, y dice la Biblia que Mical nunca pudo tener hijos y los cinco hijos, sus sobrinos, que ella criaba se murieron también. Mical representa a las mujeres y a los hombres que no crecen, que no tienen sueños. Mical representa a las mujeres y hombres que nunca buscaron de Dios, David fue el gran adorador, nunca juntos pudieron orar o buscar la bendición de Dios. Mical representa las personas que no tienen sueños, que son llevadas por padres maltratadores, no hacen nada y no ponen un límite. Representa a los hombres y mujeres que no han crecido, no se han superado, no han mirado para adentro, a la gente resentida que tiene dolor en su corazón, representa a la gente que Dios quiere bendecir, pero no han hecho nada para superarse.

Dios va a restaurar familias completas. Fíjense en esta historia que leímos, voy a soltar lo mejor.
Voy a crecer, no voy a ser el satélite de nadie, en mi cama no habrá ningún ídolo, sea de carne y hueso, sea un objeto, nada que concentre tu energía estará en tu corazón. Dice que Josué vino a una ciudad llamada Betsaida y tomó al ciego de la mano y lo sacó de la aldea; lo primero que Dios hace es sacarte de la aldea ¿Por qué lo sacó de la aldea, y no lo sanó en la aldea?, porque la aldea representa el apego, lo conocido, representa lo que amamos, lo que creemos que es nuestra fuente, representa el amor al dinero, representa la obsesión por alguien, representa el negocio que creemos que nos va a salvar; todo eso se tiene que cortar de nuestra vida, no tiene que haber nada ni nadie que nos apegue, nuestra aldea tiene que ser abandonada para que Dios pueda hacer algo grande. Dice que lo tomó al ciego, lo sacó de la aldea, le escupió a los ojos, le puso un toque, ¿qué ves? veo personas como árboles le volvió a poner la mano, ahora veo con claridad.

Dios va a terminar la tarea, lo primero que restauró en el hombre, fue su visión, visión habla de sueños habla de proyectos, Dios va a terminar lo que empezó en tu vida, hoy tal vez no estés viendo con claridad, pero vamos a pedirle otro toque al Señor. Dice que el hombre empezó a ver con claridad, ojala que hoy tengas claridad para saber que tu destino es bendición, claridad para saber que Dios te va a bendecir, claridad para saber que tu familia va a estar en gloria, claridad para saber el diseño exitoso de Dios para tu vida. Dice que veía con claridad, veía a lo lejos; Dios te va a mostrar futuro, vas a ver más lejos de lo que veías, Dios te va a mostrar bendición para tus hijos, nietos, bis-nietos, vas a dejar de mirar en el ahora, para ver con claridad y para ver a los lejos. Dice que él vio con claridad, él vio a lo lejos, y él vio a todos; Dios te va a dar discernimiento para saber, de ese me alejo, con ese me acerco, ese es un ladrón, ese es de bendición.

 Dios nos va a dar discernimiento para saber el corazón y las intenciones de la gente que viene, como Judas, a mandarte a la cruz y la gente que viene a levantarte a restaurarte a ungirte y a bendecirte. Y dice que cuando lo sanó, el hombre vio con claridad y Jesús le dijo: nunca más vuelvas a la aldea, ahora vas a ir a tu casa. Todo lo que Dios hace y lo que va a hacer hoy, es para que vuelvas a tu casa y bendigas a los tuyos, porque aldea no es tu destino, aldea son tus apegos, aldea son tus vicios, aldea son tus drogas, aldea son tus robos, aldea son nuestras mentiras, son nuestras locuras, pero cuando Dios nos toca, es para nunca más volver ahí, sino para ir al destino de una casa bendecida. Hoy vamos a orar para que la mano de Dios nos toque, para que se restaure nuestra visión, para que empecemos a soñar, para que empecemos a crecer, para que todos nuestros sentimientos de derrota se pudran, nuestro sentimiento de tristeza se quiebre y hoy nos podamos levantar. ¡Sí! no veía, ¡Si! he estado en la aldea, pero él vino por mí, él puso su mano sobre mí y ahora me ha enviado, porque yo seré el que bendiga mi casa.

Dios te va a bendecir y a prosperar, toda tu familia por tu vida serán benditos , tu casa estará llena de gozo por tu vida, tu casa recibirá luz por tu vida; yo me fui ciego, pero ahora vuelvo con el toque del Señor, yo me fui dolido, pero ahora vuelvo con la victoria, ahora él me ha tocado, él me ha ungido, él me ha devuelto la visión, yo le he obedecido, yo he obedecido su nombre, él me dijo que yo seria bendición de mi casa y hoy te digo sobre tus manos hacia el cielo, que Dios toca tu espíritu, Dios toca tu cuerpo, Dios toca tu mente para que veas lejos, para que veas claramente, para que veas a todos y descubras que cuando llegues a tu casa serás la bendición de todos. Amén Te voy a enseñar cómo hacer para que donde vos vayas seas bendición. ¿Te gustaría? Ir, y donde vos vayas lleves el cielo abierto y te digan: acá todo está seco y vos digas yo traje la lluvia, vayas a otro lugar y te digan: acá hay enfermedad, y vos digas traigo la sanidad del cielo, vayas a otro lugar y te digan acá hay droga hay suicidio, hay muerte, y vos digas: traigo la vida y la libertad. Segunda de Juan 8 ” cuídense de no echar a perder el fruto de nuestro trabajo procuren más bien recibir la recompensa completa” ¿cuántos queremos la recompensa completa? Porque en la Biblia hay tres tipos de recompensa.

 Jesús llega a Nazaret, era un pueblo de cuatrocientas personas donde Jesús se había criado y no pudo hacer ni un milagro, cero recompensas. Jesús no sanó a nadie en ese lugar, fue a la casa de uno de los discípulos y había cientos de personas e hicieron un agujero por el techo y bajaron un paralítico y Jesús al ver al paralítico que lo bajaban del techo, le dijo: “hijo tus pecados te son perdonados toma tu camilla y anda” y el paralítico tomó la camilla y se fue, había cientos de personas, hizo un milagro el Señor, porque sólo uno se llevó el milagro ¿por qué si había un montón de enfermos? Había diez mil personas y Jesús les dio un seminario, les oró, y viene Felipe y le dice: maestro no tenemos para dar de comer a toda esta gente, tranquilo ¿qué tenemos? unos panecillos, y comieron diez mil y sobraron doce cestas, ¿cuántos comieron?, ¿cuántos milagros hubo ahí?, todos fueron milagrosos, todos comieron.

 Cuando llegó a Nazaret no hizo ni un milagro porque Jesús dijo: no hay profeta con honra en su tierra, Jesús no pudo hacer ningún milagro porque nadie de los cuatrocientos lo honraron, Jesús no dijo no hay profeta en su tierra, sino que acá no me honra nadie, me voy, se fue a la casa había cientos, bajan al paralítico y Jesús le dice tus pecados te son perdonados y la gente que estaba ahí pensaba: quién se cree éste que perdona los pecados no lo honraron y hubo un milagro porque sólo el paralítico honró al Señor. Cuando fueron y estaban los diez mil, ¿por qué les dio de comer a los diez mil?, porque los diez mil lo habían honrado, lo habían respetado, lo habían valorado al Señor, esos diez mil habían caminado hasta ochenta kilómetros para estar ahí, es una maratón, cinco, seis horas caminando, hubo gente que caminó diez horas, yo quiero ver al Señor, lo quiero escuchar, hoy hay gente acá que ha venido de lejos, tengo una buena noticia, Dios a visto que has venido de lejos, ha visto tu actitud de honra, dijo Jesús esta gente me valora, me honra, a esta gente le voy a abrir mi cielo, hoy necesitamos que todos los que estamos acá honremos su nombre

Le digamos te amo, te anhelo, te valoro de verdad, abre los cielos para mi y a esa gente que honra su nombre, que no le mezquina una alabanza, que sabe levantar sus manos y gritar gloria a tu nombre, esa es la gente que abre los cielos y toma la recompensa completa. Estamos listos para darle honra, para darle valor, para darle reconocimiento, estamos listos porque si hoy le honramos, si hoy le alabamos, si hoy levantamos manos de victoria, los cielos se abrirán. Amén.Hoy tenemos que honrar su nombre esa es la actitud que abre los cielos, cuando salgas de acá para tu casa, cuando vayas a tu trabajo, te amo papá, cuando llegues a tu casa, porque lo que honras viene a tu vida, hoy el Señor va a abrir los cielos sobre todos y todos recibiremos el milagro.

Bernardo Stamateas