Bucador Google

Búsqueda personalizada

Buscar en este blog

miércoles, 20 de enero de 2016

Versículos Bíblicos: Bienaventuranzas


La Biblia

Versículos Bíblicos: Bienaventuranzas  


Algunos versículos bíblicos que nos revelan las felicidades para que aspirásemos a ellas.

Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,
Ni estuvo en camino de pecadores,
Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;
Sino que en la ley de Jehová está su delicia,
Y en su ley medita de día y de noche.
Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas,
Que da su fruto en su tiempo,
Y su hoja no cae;
Y todo lo que hace, prosperará.
Salmos 1:1-3 


Bienaventurado aquel cuya transgresión ha sido perdonada,
y cubierto su pecado.
Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad,
y en cuyo espíritu no hay engaño.
Salmos 32:1-2 


Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza,
y no mira a los soberbios,
ni a los que se desvían tras la mentira.
Salmos 40:4 


Bienaventurado el que piensa en el pobre;
en el día malo lo librará Jehová.
Salmos 41:1 


Bienaventurado el que tú escogieres y atrajeres a ti,
para que habite en tus atrios;
Salmos 65:4 


Bienaventurado el pueblo que sabe aclamarte;
andará, oh Jehová, a la luz de tu rostro.
Salmos 89:15 


Bienaventurado el hombre que teme a Jehová,
y en sus mandamientos se deleita en gran manera.
Salmos 112:1 


...y bienaventurado es el que no halle tropiezo en mí.
Mateo 11:6 


Y él dijo:
Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios,
y la guardan.
Lucas 11:28 


Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su señor,
cuando venga, halle velando;
de cierto os digo que se ceñirá,
y hará que se sienten a la mesa,
y vendrá a servirles.
Lucas 12:37 


Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste;
bienaventurados los que no vieron, y creyeron.
Juan 20:29 


Bienaventurado el varón que soporta la tentación;
porque cuando haya resistido la prueba,
recibirá la corona de vida,
que Dios ha prometido a los que le aman.
Santiago 1:12 


Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose,
vinieron a él sus discípulos.
Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo:
Bienaventurados los pobres en espíritu,
porque de ellos es el reino de los cielos.
Bienaventurados los que lloran,
porque ellos recibirán consolación.
Bienaventurados los mansos,
porque ellos recibirán la tierra por heredad.
Bienaventurados los que tienen hambre
y sed de justicia,
porque ellos serán saciados.
Bienaventurados los misericordiosos,
porque ellos alcanzarán misericordia.
Bienaventurados los de limpio corazón,
porque ellos verán a Dios.
Bienaventurados los pacificadores,
porque ellos serán llamados hijos de Dios.
Bienaventurados los que padecen persecución
por causa de la justicia,
porque de ellos es el reino de los cielos.
Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen
y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros,
mintiendo.
Gozaos y alegraos,
porque vuestro galardón es grande en los cielos;
porque así persiguieron a los profetas
que fueron antes de vosotros.
Mateo 5:1-12

No hay comentarios:

Publicar un comentario